Tratamiento agresividad | Luis Navarro Terapeuta
Tratamiento agresividad

LUIS NAVARRO

Tratamiento agresividad

La rabia o la ira, muchas veces es explosiva, es una energía muy poderosa que sientes en tu cuerpo y, a menudo, es tan potente y rápida que te controla y dices o haces cosas que después te hacen sentir mal.

Las terapias tradicionales abordan la ira con tácticas como contar hasta 10, respirar profundamente, etcétera, orientadas a ganar tiempo para conseguir que tu respuesta sea adecuada. El problema de este enfoque es que se necesitan al menos 20 minutos para que la adrenalina segregada por la ira disminuya, a veces puede llevar horas o días. Estas terapias son un proceso lento de aprendizaje para reaccionar de forma diferente, que dependen en gran medida de la práctica constante y del refuerzo positivo.

En mi terapia aplico unas técnicas específicas a medida de la personalidad de cada cliente para lograr desarmar la ira destructiva. Al finalizar el proceso sentirás la energía de la ira, pero ya no te desbordará, estarás al mando y elegirás la respuesta más adecuada. Entenderás qué necesidades no satisfechas se manifestaban con la rabia y podrás darles la respuesta adecuada que elijas.

Mi tratamiento es eficaz para las personas que expresan su ira abiertamente y las que la reprimen. Los sentimientos que a veces enmascaran la ira, como la tristeza o la ansiedad, también se resuelven. Además, la salud mejora debido a que los sistemas corporales dejan de estar constantemente inflamados por la adrenalina debido a la rabia.

Este proceso dura un mes aproximadamente. Su enfoque es único porque actúa directamente con el sistema límbico y la respuesta de lucha y huida, ofrece una intervención terapéutica para la ira que es elegantemente sencilla, sorprende por su rapidez, es muy eficaz y permanente. 

SESIÓN GRATUITA

Para que una terapia sea eficaz es fundamental una buena vibración entre el cliente y el terapeuta.

Por esta razón te invito a que me conozcas en una entrevista gratuita de 30 minutos.

En ella, me harás preguntas, me explicarás tus problemas y, te indicaré de qué forma los solucionaré y en cuánto tiempo. A continuación, tú decides.

Por favor, elige el día y hora pulsando en el botón.

Terapia para la agresividad

Luis Navarro psicoterapeuta

Como psicoterapeuta he ayudado a numerosas personas a dejar atrás su agresividad y a retomar una vida saludable, ¡Quiero ayudarte a ti también! Empieza a ver el cambio que tanto tiempo llevas esperando y retoma las riendas de tu vida.

Tus reacciones de agresividad se pueden deber a experiencias pasadas que no quedaron resueltas o a elementos subconscientes, lo que provoca que actúes agresivamente. Pero lo positivo de esto, es que tiene solución mediante la psicoterapia, y yo puedo ayudarte a resolverlo eficazmente en pocas sesiones.

Una vez que aprendas a tomar el mando de tus emociones, éstas no se apoderarán de ti y podrás evitar la agresividad y esos sentimientos negativos que te conducen a ser una persona que no quieres ser.

Voy a ayudarte a sentirte bien

Sé cómo te sientes, sé que a veces no puedes controlar tu temperamento, que tu tensión aumenta hasta explotar con palabras o acciones violentas, y que tienes respuestas desproporcionadas. Sé que racionalmente no entiendes por qué eres así, pero no puedes evitarlo y te sientes mal después.

No tienes que intentar resolver o enfrentar solo tu trastorno de agresividad, yo voy a ayudarte a sentirte bien para que tengas la vida que deseas; una vida feliz, sin conflictos contigo mismo y con quienes te rodean. Además dejarás de sentirte con remordimientos o culpable por haber descargado tu furia con tu familia o tus colaboradores.

LUIS NAVARRO

Terapia para la agresividad

Después de mi terapia para la agresividad podrás recuperar la serenidad, sabrás entender y gestionar tus emociones para que ellas no se apoderen de ti, y ganarás más seguridad y confianza en ti mismo.

Estos son pilares fundamentales para tu vida, para que puedas disfrutar de una vida emocional saludable y en equilibrio.

A veces vivimos situaciones que nos provocan emociones negativas y que no somos capaces de solucionar. Aprende a impedir que el enfado o la rabia te inunden por completo, porque eso sólo te conducirá a que después del episodio de agresividad te sientas peor; y es muy probable que te arrepientas de tu comportamiento y hagas daño, físico o verbal, a las personas de tu alrededor. La psicoterapia es tu solución para no volver a vivir experiencias dolorosas ocasionadas por tu trastorno de agresividad.

Ponte en mis manos, realizo terapias diseñadas de forma personalizada para ti, en la que emplearemos la técnica adecuada para resolver tus dificultades rápida y eficazmente.

¿Cómo trabajo?

Tendremos una primera cita para definir tus dificultades y te daré una estimación, basada en mi experiencia, de las sesiones que necesitarás para resolver por completo tu conducta agresiva. Después de la terapia te sentirás bien y podrás avanzar, voy a ayudarte a dejar atrás en tu vida la agresividad que te está perjudicando y que te está ocasionando tanto malestar a ti y a los que te rodean.

Porque una persona con agresividad, difícilmente puede establecer relaciones sólidas y duraderas con otras personas; ya sean familiares, amistades, pareja, compañeros de trabajo o empleados.

No te haré recordar las vivencias que te llenan de ira o te causan irritabilidad; no tienes que pasarlo mal para conseguir sentirte bien. Resolveré tu problema en pocas sesiones y sin recaídas, diseñando una terapia adaptada a tus necesidades y utilizando las técnicas de psicoterapia más adecuadas.

Te voy a ayudar a que desaparezcan tus reacciones inapropiadas ante situaciones, a eliminar la violencia de tu vida, a gestionar de una forma completamente distinta tus arrebatos o discusiones, tu irritabilidad, tu impulsividad y tu ira, ¿Comenzamos a resolver tu agresividad para que puedas disfrutar de la vida que deseas?

Evita que tu trastorno agresividad siga creciendo, ya que puede derivar en problemas con tu familia, con tu entorno social y laboral, y en problemas de salud emocional como depresión o ansiedad, y de salud física como enfermedades del corazón, hipertensión, etc.

Ser consciente de tus dificultades para controlar la agresividad es lo más importante para poder pedir ayuda y comenzar con el cambio. Si no lo haces ahora, ¿Cuándo? Pide cita ya.